Blog
Embalar un producto

Como vendedor eres el único responsable de los artículos que envías hasta que lleguen a su destino y estén en las manos del comprador. Por eso es importante embalar los artículos detenidamente y con cuidado. Un embalaje correcto aumenta la satisfacción de nuestro cliente y nos proporcionará una buena valoración a la vez que nos ganamos su confianza. Sí nuestro embalaje se ha realizado correctamente evitaremos:

Valoraciones como vendedor negativas en relación a artículos que no corresponden a su descripción.
Casos en los que el comprador asegura que el artículo no se corresponde con la descripción del anuncio.
 

Embalar productos


El proceso de embalaje de un artículo de manera segura indica a los compradores que te preocupas por ofrecer un buen servicio y sobre todo tu interés por que el producto llegue a su destino en perfectas condiciones o como has dejado detallado en tu anuncio. Al embalar un producto lo que buscamos también es garantizar que el artículo se recibe correctamente y reducimos las posibilidades de que se pierda o sufra algún tipo de desperfecto.

  • Problema: Utilizar una caja demasiado grande o pequeña que excede por mucho las dimensiones del producto puede hacer que el artículo se dañe durante el transporte hacia su destino
  • Solución: Utiliza una caja un poco más grande que el artículo para asegurarte que tendrás suficiente espacio para rellenar el paquete con material acolchado para su correcta protección.

 

  • Problema: Si no utilizas material acolchado o lo proteges de modo insuficiente, el artículo puede sufrir daños durante el transporte.
  • Solución: Utiliza material de protección como papel burbuja, bolas, espuma de relleno o papel para envolver completamente el producto. Antes de precintar el paquete asegúrate de que esté completamente cerrado y muévelo para comprobar que este bien sujeto, si el artículo no ha sido bien fijado y se mueve en el interior, añade más material de relleno. De esta manera no sólo proteges el artículo, también indicas al comprador que te preocupas por la seguridad de tus productos.

 

  • Problema: Utilizar poca cinta adhesiva o poco resistente al embalar un paquete puede provocar que se abra accidentalmente durante el proceso de transporte.
  • Solución: Cierra la caja con la cinta y refuerza todas las aberturas. Utiliza cinta de embalaje transparente o marrón, cinta de embalaje reforzada. No utilices otro tipo de cintas, no tienen la suficiente resistencia y el paquete puede abrirse o sufrir algún deterioro.

 

  • Problema: Una dirección poco clara, incompleta o incorrecta en el paquete puede provocar retrasos en el envío o que no llegue a su destinatario.
  • Solución: Comprueba que la dirección postal sea correcta. Añade una etiqueta en el paquete con los datos del destinatario y que se vea con claridad. Incluye tu dirección de devolución en caso de ser distinta a la del remitente. Si estás reutilizando un paquete, tapa cualquier etiqueta antigua o tacha la información innecesaria.
     

Embalar artículos con forma irregular


Los productos con forma irregular pueden necesitar un empaquetado especial que en algunos casos no podemos realizar de forma correcta nosotros mismos, asegurando completamente la seguridad del paquete. En estos casos debes consultar al servicio postal o la empresa de envíos sobre los requisitos de embalaje ya que existen empresas que cobran costes de manipulación adicionales si no se han cumplido estos requisitos.

Publicar comentario